7. El papel de las playas como protección de la costa

Existen tres factores principales que hacen que el nivel del mar sufra continuas variaciones:

  • Fenómenos atmosféricos (presión atmosférica) y marinos (incidencia del viento en el mar) que originan los temporales.
  • Movimientos tectónicos que originan los tsunamis.
  • Movimientos planetarios que originan las mareas.


Las mareas planetarias se deben principalmente a la atracción gravitatoria que ejercen el Sol y la Luna sobre la Tierra, aunque, por proximidad, la Luna es la principal responsable de las mareas terrestres. En el Mediterráneo, al ser un mar pequeño y estar prácticamente cerrado, las ondas mareales son inapreciables; sin embargo, las diferencias de presión atmosférica sí producen oscilaciones del nivel del mar.

Mientras que las altas presiones hacen bajar el nivel del mar, en sistemas de bajas presiones el nivel del mar sufre un aumento, se pueden provocar períodos de inestabilidad y se favorece la aparición de temporales. La aparición de grandes olas junto con la subida del nivel del mar puede producir inundaciones en la costa.

El sistema de la playa se inicia en el fondo marino y cuenta con la asistencia de la Posidonia oceanica para alejar la rotura de las olas y mitigar su impacto en la línea de costa. A su vez, el sistema dunar actúa como barrera impidiendo que la subida del nivel del mar, acompañado de temporales extremos, afecte las zonas costeras. De esta manera, de no existir las playas, los efectos de los grandes temporales podrían provocar inundaciones en la costa.